22-Feb-2019

Acciones conjuntas: compromiso de los empleados con la RSE

Las necesidades de la sociedad y del medioambiente demandan acciones por parte de las empresas, pero también por parte de los empleados. Los líderes empresariales deben estar a la cabeza de los proyectos de RSE, pero los empleados deben brindar todo su apoyo para hacerlos realidad.

Actualmente, más allá de la Responsabilidad Social Empresarial, se habla de la Responsabilidad Social Individual o Responsabilidad Social del Empleado. Este enfoque invita al empleado a ser más que un receptor de las acciones de RSE, lo invita a ser protagonista del proceso de cambio de la organización y de su entorno social y medioambiental.

¿Cómo contribuyen los empleados con la RSE?

Acciones de los empleados a favor de la empresa (dimensión interna)

El compromiso de los empleados con la RSE comienza por acciones que contribuyan con un mayor bienestar dentro de la organización, acciones que hagan de la empresa una mejor empresa y una más responsable desde el punto de vista social y medioambiental. Desde esta perspectiva, los empleados pueden emprender diferentes acciones, tales como:

  • Respetar los derechos fundamentales de todas las personas que integran la organización y apoyar su ejercicio.

  • Dar un trato justo a las personas, sin ningún tipo de distingo. Tratar a todos con igualdad.

  • Realizar el trabajo diario con completa responsabilidad, transparencia, calidad y ética. Garantizar al cliente final un producto de alta calidad.

  • Tratar con cordialidad, ética y una gran responsabilidad tanto a los compañeros de trabajo como a los proveedores y clientes externos.

  • Respetar los códigos de conducta y comprometerse con los valores de RSE de la empresa.

  • Asumir los valores de RSE como guías de actuación diaria, valores como la honestidad, la solidaridad, la vocación de servicio, la responsabilidad no solo con lo laboral sino con lo social y lo medioambiental.

  • Participar activamente en los voluntariados de la empresa.Participar en causas de tipo social y medioambiental.

Acciones de los empleados a favor de la sociedad (dimensión externa)

El apoyo a las comunidades en las que se desenvuelve una organización es un asunto que concierne a cada una de las personas que la integran; es parte del sentido social de la RSE como modelo de gestión. Algunas de las acciones que los empleados pueden emprender a favor de las comunidades aledañas son:

  • Proponer actividades de voluntariado social y apoyar al departamento de Recursos Humanos en el diseño, promoción y organización de tales actividades.

  • Ofrecerse como padrinos y participar en los encuentros con las organizaciones de beneficencia que la empresa incluya en su plan de donaciones corporativas.

  • Ofrecerse como voluntarios no a una organización de beneficencia, sino a varias. De esta manera, la empresa puede canalizar sus donativos a varias de estas organizaciones.

  • Ofrecerse como voluntarios para brindar compañía y apoyo a niños convalecientes y adultos mayores.

  • Participar en la organización de talleres de oficios, como carpintería, plomería, entre otros, para apoyar a personas desempleadas.

  • Participar en la organización de charlas sobre maternidad, cocina, herramientas de vida para la mujer y las familias en general.

  • Donar ropa, libros, útiles escolares, computadoras y objetos electrónicos en desuso.

  • Participar en el arreglo, pintado o limpieza de escuelas públicas de muy bajos recursos.

  • Participar en la organización de actividades deportivas y culturales que recreen a la comunidad.

Acciones de los empleados a favor del medioambiente (dimensión externa)

La protección del medioambiente demanda acciones organizacionales, pero también acciones individuales que sumen en la necesaria labor de preservarlo. Los empleados de una organización pueden contribuir de la siguiente manera:

  • Participar en diversas actividades medioambientalistas, no solo en una. Son variadas las opciones, por ejemplo, limpieza de playas, reforestación de zonas verdes, entre otras.

  • Ahorrar energía (dentro y fuera de la organización). Apagar las luces, las computadoras y demás equipos cuando no se estén utilizando. Uso racional del aire acondicionado y de la calefacción.

  • Ahorrar el recurso natural más importante: el agua.

  • Minimizar la generación de residuos (dentro y fuera de la organización).

  • Optimizar el uso de los recursos disponibles. Usar papel reciclado, imprimir doble cara en la medida de lo posible.

  • Uso racional del transporte, minimizando en lo posible las emisiones de dióxido de carbono.

  • Reciclar y promover el reciclaje.

  • Adoptar una mascota.

Conclusión

Una empresa no puede ser socialmente responsable si cada uno de sus empleados no lo son. La RSE de una organización empieza por la sensibilización de cada uno de sus empleados por lo social y lo medioambiental. Los individuos son los que hacen posible la responsabilidad social de una empresa; las personas son las que convierten en acción los valores de RSE.

Entre otros aspectos, la Responsabilidad Social Empresarial humaniza a la organización porque hace mejores personas a sus integrantes. La RSE brinda a los empleados la oportunidad de crecer como personas al ayudar y servir a otros, a quienes más lo necesitan.

Colaboración para Cotopaxi de María Carolina Camejo

    Claves para seleccionar personal de RRHH
    Ver más
    Contratación del personal: outsourcing vs. contratación tradicional
    Ver más
    Procesos de Capacitación en Sistemas Integrados SAP
    Ver más
    Claves para seleccionar personal de Ventas
    Ver más
    Reclutamiento de Personal en las Redes Sociales
    Ver más
    Descripción de Puesto: Lineamientos Estratégicos
    Ver más
    Administración de Recursos Humanos en la Era Digital
    Ver más
    Estrategias de Selección de Personal
    Ver más
    12 Fuentes de Reclutamiento de Personal
    Ver más
    Contratación de Personal en México
    Ver más