19-Feb-2019

El trabajo en equipo: modalidades y desafíos

El trabajo en equipo tiene muchos beneficios. Es fundamental para que una organización alcance y supere todos sus objetivos. Las modalidades que mayor éxito están teniendo a la hora de optimizarlo son las llamadas metodologías ágiles.

¿Qué son las metodologías ágiles para el trabajo en equipo?

Las metodologías ágiles se usan para gestionar proyectos de forma efectiva con velocidad, flexibilidad y creatividad. Potencian el trabajo en aquellos equipos que necesitan encontrar soluciones innovadoras a problemas complejos,con recursos limitados.

Entre sus principales ventajas destacaremos que permiten visualizar de forma clara y detallada, el total de las tareas a realizar y permiten hacer un correcto seguimiento de ellas. Además, mejoran la comunicación y la confianza dentro del equipo, ordenan las jerarquías y ayudan a obtener mejores resultados en menor tiempo.

Son fáciles de implementar y pueden usarse en empresas y organizaciones de todo tipo y tamaño. Por eso más del 70% de los gerentes de Recursos Humanos aseguran haberlas implementado al menos una vez.

Dónde, cuándo y por qué nacen las metodologías ágiles

La historia de las metodologías ágiles comienza en Utah, Estados Unidos, el 17 de febrero de 2001. Allí se reunieron 17 expertos en desarrollo de software. Consideraban que los modelos hegemónicos habían quedado obsoletos y que ya no representaban las necesidades y expectativas de la industria ni de los individuos.

Juntos, elaboraron un documento, denominado Manifiesto Agile, que brindó una nueva visión acerca del trabajo en equipo. Su propuesta está basada en 4 principios:

  1. Valorar a los individuos y sus interacciones en relación a los procesos y herramientas.

  2. Tener un software que esté funcionando es más valioso que perder tiempo preparando documentación teórica extensiva sobre el mismo, antes de realizarlo.

  3. Colaborar con el cliente que encarga el software en el proceso, independientemente de lo que la relación contractual indique.

  4. Saber adaptarse y ofrecer respuestas dinámicas cuando surge un cambio en el proceso de un plan de trabajo.

Estas ideas no se limitaron a un marco teórico. Fueron llevadas a la práctica, creando exitosos métodos disruptivos para optimizar el trabajo en equipo.

Si bien estas estrategias empezaron a implementarse en empresas relacionadas con el campo de la tecnología, con el paso del tiempo las metodologías ágiles probaron ser útiles en todo tipo de compañías.

Las metodologías ágiles más usadas en el mundo

Las metodologías ágiles pueden ponerse en práctica usando diversas dinámicas de grupo. Según recientes estudios, las tres más populares, en orden de preferencia, son: Scrum, XP y Kanban.

Scrum es la más utilizada porque es fácil de entender, directa y muy simple de implementar y personalizar. Permite completar proyectos en el menor tiempo posible con el costo más bajo y ayuda a fortalecer a los equipos.

Scrum se basa en conocer los recursos que tenemos disponibles para un proyecto, determinar el objetivo global y el deadline final. Luego hay que dividir el proyecto en etapas más pequeñas, cada una de ellas con sus objetivos internos, tareas y fechas de cumplimiento bien delimitadas. Asimismo, se determina qué miembro del equipo será el responsable de ejecutar cada tarea.

Cada una de las etapas en las que se divide el proyecto se denomina sprint. Y todos los días se debe llevar a cabo una reunión de 15 minutos en la que cada miembro relate sus avances y describa lo que hará ese día para llegar al objetivo final.

Scrum en la oficina: las metodologías ágiles en acción

Para poder ver esta dinámica en funcionamiento, imaginemos que el departamento de marketing de una empresa está compuesto por dos personas. El equipo se propone crear un e-book que será enviado a un grupo de clientes como regalo de Navidad y deciden trabajar en el proyecto con la metodología Scrum.

Lo primero que deben hacer es determinar cuál es el objetivo final y la fecha límite para su cumplimiento. Luego, determinarán todas las sub-tareas a cumplir para completar el proyecto a término, agrupándolas en sprints. Cada sprint tendrá objetivos grupales y personales que todos los miembros conocerán.

Por ejemplo, podrían plantear tres sprints: uno, orientado a investigar y encontrar material para el e-book; otro, orientado a escribir el ebook;  y un tercero, que tenga como objetivo diseñarlo y enviarlo a los clientes por email. Las reuniones diarias les permitirán ver cómo van avanzando, y saber en qué estado se encuentran las tareas asignadas a los demás miembros del equipo.

La descripción del modo en que se implementa esta metodología deja en claro por qué las metodologías ágiles promueven la innovación, la motivación y el compromiso de los miembros del equipo. Además, reducen el margen de error y minimizan los riesgos de fracaso.

Si bien es cierto que pueden aplicarse en todo tipo de equipos y organizaciones, el mayor desafío que presentan es su alineación con la cultura organizacional. Antes de implementar las metodologías ágiles, es recomendable tener en cuenta este factor, para adaptar su funcionamiento a cada caso en particular.

Contribuido para Cotopaxi por Luis Davidovich

¿Cómo se perfila el futuro de Recursos Humanos?
Ver más
Motivación y Engagement. El Modelo Sanford: desafíos + apoyo
Ver más
Manejo de conflictos laborales: cómo reaccionar y qué hacer ante ellos
Ver más
La inducción del personal, un proceso continuo
Ver más
Plantilla de Personal: análisis de caso
Ver más
La diversidad y la inclusión laboral: dos factores que construyen
Ver más
Protección de datos, seguridad digital y vigilancia en el trabajo. Normativas y alcance
Ver más
Cómo hacer una Plantilla de Personal
Ver más
El Código de Ética y Conducta empresarial
Ver más
Recibo de Nómina, CURP y RFC: cómo regularizar a sus empleados
Ver más
Las redes sociales en la comunicación interna: ¿cómo impactan en el clima laboral?
Ver más
Plan De Capacitación Del Personal: funciones
Ver más
Las Redes sociales: una herramienta para el trabajo en equipo
Ver más
Cómo Diseñar un Plan de Inducción exitoso
Ver más
Cómo implementar SAP: la experiencia de México
Ver más
Problemas Típicos de Comunicación Interna
Ver más
Acciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE)
Ver más
Plan de Inducción de Personal
Ver más
Modelos de Evaluación de Desempeño
Ver más
Prevención de Accidentes de Trabajo
Ver más
Accidentes de Trabajo: Protocolos de Actuación
Ver más
Accidentes de Trabajo: Riesgos más Comunes
Ver más
Procesos de Capacitación Transversal (Entre Sectores)
Ver más
Comunicación Interna y Redes Sociales
Ver más
Comunicación Interna: Importancia y Roles
Ver más
¿Cómo Manejar el Acoso Laboral? Prevención y Protocolos
Ver más
¿Qué es el acoso laboral o “mobbing”? Definición y tipos
Ver más
Cómo Promover la Motivación: Herramientas y Acciones
Ver más
Estrategias Para Prevenir el Burnout
Ver más
Síndrome del Burnout: perfiles vulnerables
Ver más
¿Qué es el Síndrome del Burnout?
Ver más
Responsabilidad Social Empresarial: Importancia y Roles
Ver más
El Liderazgo Transformacional
Ver más
Métodos para Medir la Efectividad en la Capacitación del Personal
Ver más