7-Dic-2018

Métodos para Medir la Efectividad en la Capacitación del Personal

Está en el discurso empresarial que la capacitación del personal es una estrategia para mantener “contento” al personal. Unido a este comentario, surge una segunda acotación igual de común: “Puedo estar capacitando al colaborador para la competencia”. Aunque dichas afirmaciones pudieran ser ciertas, no parece una buena estrategia. Peor aún es contar con alguien desactualizado que estorbe las actividades de la organización. La capacitación del personal es una actividad necesaria para la supervivencia de las organizaciones en la actualidad. Capacitar es costoso y por ello es necesario “ajustar la mira” para hacer de esta actividad una inversión y no un gasto.

¿Capacitar para qué?

El propósito de la capacitación empresarial tiene como principal objetivo dotar al colaborador de las habilidades, destrezas y competencias necesarias para tener un rendimiento adecuado.

La educación formal es importante. Sin embargo, pocas universidades a nivel global actualizan sus contenidos al vertiginoso ritmo de la información. El “gap” existente no apoya lo que las empresas hoy día requieren. La academia ofrece la estructura necesaria para asumir los retos que al profesional se le presentan. No la resolución de tales retos.

Es por tanto que las organizaciones requieren elaborar un concienzudo plan de capacitación eficaz y a un costo que a la operación le convenga asumir.

¿Gasto o Inversión?

Existen personas que entienden estos dos vocablos como sinónimos. Para el financiero de la empresa seguramente no. El gasto refiere al uso de una cantidad de dinero para la satisfacción de una necesidad o deseo. La inversión por su parte, implica un beneficio que se multiplica o que contribuye a que se multiplique el capital empleado.

El primer paso lo constituye la adecuada detección de las necesidades de capacitación, alineadas con el plan estratégico de la organización. Teniendo claridad meridiana de este aspecto, se elabora un plan de capacitación acorde con las exigencias organizacionales. Es a partir de aquí donde se determinan las acciones para apoyar la visión en los tiempos requeridos por la empresa. Es a partir de este punto donde diseñan acciones, candidatos, logística y claro está: costos.

Es preciso en este punto poder desarrollar un lenguaje que satisfaga al responsable de las finanzas mediante indicadores.

Eligiendo el método adecuado

Sin la medición adecuada que me permita conocer si estamos obteniendo algún beneficio capitalizable para la empresa, estaremos utilizando una cantidad de dinero con los ojos vendados. Aun cuando cada organización es diferente, se precisa elegir y aplicar un método para medir la efectividad la capacitación del personal.

Donald Kirkpatrick nos sugiere lo siguiente:

  1. Desarrolle instrumentos para medir la reacción a la capacitación a través del colaborador. Sus apreciaciones son importantes y de primera mano.

  2. Aplique pre y post test a los participantes para observar el avance de los mismos.

  3. Observe y registre los avances del participante en su actividad laboral.

  4. Por deber ser empleada una cantidad de dinero, es preciso determinar y cuantificar los beneficios a ser obtenidos por cada capacitación y los costos del mismo. Aplique la fórmula Retorno de Inversión (ROI)= Beneficios/Costos.

En Latinoamérica y (especialmente en México y Brasil) se ha observado un gran interés en la optimización de la formación, en vista del incremento de los costos. En el caso de México aún más, considerando la reestructuración de los tratados de libre comercio.

La optimización de la inversión es una necesidad y ha sido una tendencia, no solo en la reducción del presupuesto de capacitación. Se suma la reformulación de estrategias de formación más eficaces y de mayor alcance.

La tendencia es irreversible. El plan de capacitación actual está más enfocado a mejorar comportamientos concretos, al desarrollo de diversas estrategias que impliquen el aumento de los beneficios y la reducción del dinero invertido.

Contribuido para Cotopaxi por César Yacsirk Roa

La inducción del personal, un proceso continuo
Ver más
Plantilla de Personal: análisis de caso
Ver más
La diversidad y la inclusión laboral: dos factores que construyen
Ver más
Protección de datos, seguridad digital y vigilancia en el trabajo. Normativas y alcance
Ver más
Cómo hacer una Plantilla de Personal
Ver más
El Código de Ética y Conducta empresarial
Ver más
Recibo de Nómina, CURP y RFC: cómo regularizar a sus empleados
Ver más
Las redes sociales en la comunicación interna: ¿cómo impactan en el clima laboral?
Ver más
Plan De Capacitación Del Personal: funciones
Ver más
Las Redes sociales: una herramienta para el trabajo en equipo
Ver más
Cómo Diseñar un Plan de Inducción exitoso
Ver más
El trabajo en equipo: modalidades y desafíos
Ver más
Cómo implementar SAP: la experiencia de México
Ver más
Problemas Típicos de Comunicación Interna
Ver más
Acciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE)
Ver más
Plan de Inducción de Personal
Ver más
Modelos de Evaluación de Desempeño
Ver más
Prevención de Accidentes de Trabajo
Ver más
Accidentes de Trabajo: Protocolos de Actuación
Ver más
Accidentes de Trabajo: Riesgos más Comunes
Ver más
Procesos de Capacitación Transversal (Entre Sectores)
Ver más
Comunicación Interna y Redes Sociales
Ver más
Comunicación Interna: Importancia y Roles
Ver más
¿Cómo Manejar el Acoso Laboral? Prevención y Protocolos
Ver más
¿Qué es el acoso laboral o “mobbing”? Definición y tipos
Ver más
Cómo Promover la Motivación: Herramientas y Acciones
Ver más
Estrategias Para Prevenir el Burnout
Ver más
Síndrome del Burnout: perfiles vulnerables
Ver más
¿Qué es el Síndrome del Burnout?
Ver más
Responsabilidad Social Empresarial: Importancia y Roles
Ver más
El Liderazgo Transformacional
Ver más